Jennaro | Biografía
Jennaro Gonzalez Web Personal
Jennaro Gonzalez
15265
page,page-id-15265,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Biografía

foto-para-biografia

En Popayán, colonial, histórica, universitaria e ilustre ciudad colombiana, además, punto de encuentro de los más destacados artistas de la época, allí, en 1.937 nace el maestro Genaro Gonzalez Pacheco. Educado por Maristas y Jesuitas, desde su temprana adolescencia, asistió a los estudios de grandes artistas de la ciudad para, observarlos pintar, entender sus métodos y asimilar sus técnicas, así discurrió el tiempo sintiendo, como su primacía, la pintura.

La Universidad del Cauca, convocó un concurso entre los artistas jóvenes de la ciudad y le obtuvo el primer lugar a sus diez y siete años.

Aumentado su equipaje pictórico, viajo a España y recorrió los museos que ampliaron sus conocimientos desde diferentes enfoques y compartió con otros maestros locales la pintura. Regresa a América para realizar sus proyectos artísticos, primero en los países vecinos,con obras costumbristas, mitológicas e históricas que lo promovieron y a su vez realizó algunas obras civiles de restauración colonial en Panamá, Honduras y Guatemala.

De nuevo en Europa, ésta vez Alemania, realiza varias individuales muy admiradas por su temática costumbrista latinoamericana , y paisajes de gran colorido y volumetría. Posteriormente en Holanda aprende la técnica para fundición en bronce.

Alternando las exposiciones con sus interminables viajes, ha pintado obras de gran formato en Venezuela y Colombia con el tema de la campaña libertadora en América. Ha dejado su testimonio pictórico en casi todos los países que ha visitado, la ruinas mayas de Tical y Uxmal, la arquitectura militar de la Colonia Portobello en Panamá, las montañas andinas del Perú, Tierra de Fuego y Patagonia, los reflejos del Nilo, el invierno en Europa, el color del fuego con los volcanes de Hawái, el desierto de Baja California, la Rada y los canales de Amsterdam con el color violeta de octubre. España desde siempre en todas sus manifestaciones, el árido paisaje de Arizona y los lagos de Chile, el color del mar Caribe desde las islas vírgenes hasta Belice, la arquitectura colonial de Salvador en Brasil, entre otros.

Los últimos 30 años los ha dedicado a engalanar con su obra el paisaje ,la riqueza histórica, cultural y la identidad sociológica nacional. Haciendo un recorrido físico, gráfico e imaginario de las bellas, coloridas y simples riquezas de la República Dominicana mezclándolas con los espectaculares colores y la movilidad vegetal de sus esplendorosas y coloridas trinitarias retorciéndose entre sus proyectadas sombras vibrantes y violetas por las cuales es reconocido. Con la amplia carta cromática de la piel humana y la magia que da la diversidad de los colores del Caribe y resaltó la belleza de las Mujeres de Chocolate.

Realizó una crónica plástica con los componentes psico-sociales del costumbrismo dando vida a la terminología más auténtica de las expresiones dominicanas, inmortalizandolas como patrimonio cultural para las nuevas generaciones.

En su gran capacidad de renovarse, e innovar , activo presente de sus razonamientos y cosmovisión, hijo de su tiempo presenta ahora este nueva experiencia pictórica la cual ha titulado : ELEMENTALISMO INTUITIVO.